LA ENTREVISTA MÁS CERTERA A JIMMY MORALES

En el día internacional del periodista, logramos sacar del centro de recuperación alcohólica La Llama de la Sobriedad a nuestro reportero estrella y se fue a entrevistar al presidente Jimmy Morales.

Publicamos lo que logró bocetear ya que la entrevista se tornó en un dime y diretes bastante surrealista y perdimos contacto con el reportero. Tememos que, de la decepción, haya retomado el trago y lo andamos buscando por las cantinas de la ciudad.

Si lo ven en la calle, por favor no lo atropelle.

Oiga don Jimmy ¿usted cree, realmente cree, que haber tomado este trabajo de presidente ha sido fácil?

No. Es el papel más difícil que me ha tocado interpretar en mi vida. Tan difícil como Black Pitaya, porque pues Black Pitaya es negro y yo no soy negro. Y Jimmy Morales es presidente, pero yo no soy presidente. Yo soy un artista.

KHË ¿!?!

Es una moraleja. ¿No la entiende?

No presi, la verdad que no, usted es una persona muy misteriosa en su discurso, contiene visos contradictorios que rompen con la hermenéutica del discurso. Diríamos que usted es la viva antítesis de lo que propone Platón.

Para ser sinceros, yo soy más del equipo de Aristónteles. Es más, pensamos distinto a lo que usted dice, señor reportero, porque nosotros, es decir, Aristónteles y el presidente mantienen un diálogo constante sobre el programa que queremos implementar en todo el país para vivir bajo un mismo nombre: Guatemoralejas. ¿Sabe usted cómo se llama eso?

Sí señor presidente, se llama esquizofrenia.

Exacto…

¡DIGO NOOOO! Se llama plan de nación, pero mis financistas no quisieron que lo propusiera porque dijeron la gente se iba a reír de mí… tal y como usted lo está haciendo en este momento.

Disculpe. Es que me acordé de sus promesas electorales. En un tema más acorde a su persona, una vez deje la presidencia, ¿qué va a hacer de su vida personal?

Retomaré mi primer amor, el plátano. 

Entiendo, y lo felicito, ser empresario es una vocación, máxime por las condiciones de inversión tan paupérrimas que tiene el país en materia de agroindustria, y ni digamos la mano de obra de campo, que se paga tan mal. Sumado que será un enorme reto luego de la calidad de país que usted dejará para la inversión de nuevos proyectos, su apoyo a la impunidad, el pacto de corruptos y el nepotismo acuerpado bajo su ala autoritaria.

¿O sea que va a estar yuca ser empresario luego que yo deje de ser presidente?

Simón, presi.

Pues la verdad, no quiero entrar a competir con nadie, prefiero mejor dejarle ese negocio a muchos más guatemaltecos necesitados. En todo caso prefiero mejor volver a la actuación. Quisiera ganarme un Pulitzer.

“Óscar”, querrá decir…

No, en todo caso sería un Sammy. Me gustaría actuar con mi hermano Sammy Morales.

Entiendo. ¡Y usted ganó la presidencia, por Dios Santo!

Gracias a Baldizón, digamos, y al miedo al komunismo.

Vamos, no me vaya a decir que usted es uno de esos ¿De verdad cree que eso existe aún?

Claro que sí, lo he visto con mis propios ojos en varios lugares.

¿A ver dígame en dónde? Acaso ya el único que lugar sería Corea del Norte, porque ya ni siquiera la China continental lo es en la práctica…

Pues no sé si allí donde dice usted, pero yo lo he visto en Miami, Nicaragua, México, Ecuador, Colombia, Europa, acá en Guatemala.

¿El comunismo?

Noooo, naaa ke ber!!!! A Manuel Baldizón, me refiero yo.

Quiero llorar…

Yo también. Siempre quiero llorar, a veces siento que Papa Dios me puso en esta prueba tan grande por algo que tengo que pagar, pero no sé qué. Ni que lo hubiera insultado. Mi mamá nunca me habló de un Dios vengativo, sólo del Dios que es complaciente con la transa.

¿Y ya se puso a pensar que probablemente es al revés? ¿Qué Dios nos está castigando a nosotros con usted?

Tan chistoso. Yo soy el bendito, el ungido, papito Cristo me quiso en el puesto y acá estoy cumpliendo mi orden divina.

Ahora entiendo de dónde salen tantos ateos, ¿qué piensa de eso?

Que deben de estar “con-teo”, porque si la raíz “a” significa “sin”, el prefijo “con” pues los lleva a estar con Teo, que así es como le dicen de cariño a diosito en el cielo.

Bergas.

No gracias. A mí me gusta lo contrario.

¿Usted se considera una persona popular entre los habitantes del país?

Sí, sólo vea los comentarios bonitos que me ponen a diario en Twitter y Facebook.

Eso es un netcenter, señor presidente…

Naa que ver. Toda la gente me ama, vieran las cosas lindas que me dicen en mi casa. Todos los que dicen lo contrario, son periodistas envidiosos, guerrilleros, oenegeros, comeniños, que quieren ver convertida a mi Wuate en Benesuela o Onduras. ¿Usted es de esos?

Luego de escucharlo me dan ganas de migrar de este terruño, nacionalizarme beliceño acaso.

No se agüeve, dentro de poco recuperaremos Belice y volverá a ser nuestro compatriota.

¿De verdad usted cree que eso es viable?

Es el problema más grande del país. Guatemala sin Belice está como un hombre sin pene: inútil.

Que falocéntrico me salió don Jimmy.

Usted no tiene visión de país, eso es lo que pasa. Por eso el hombre tiene el órgano viril, para ayudarse a pensar con dos cabezas.

Ya. ¿Usted cree que, porque tiene cabeza, piensa el pene?

Es un caballero, se levanta con las damas. Pero porque esté colgado, no es que sea murciélago, o porque tenga casco, no es que sea bombero. Ni porque tenga un ojo, sea cíclope. No soy un hombre tonto, por favor, no trate de ponerme en mal.

Nunca, nadie puede ponerlo en mal, es imposible hacer una tarea que usted mismo hace mejor que nadie, junto a sus asesores. ¿Algún mensaje antes que me tire al precipicio sin fondo de la decepción y el licor?

Felices fiestas y desde ya quiero felicitar a Neymar por ganar su primer Balón de Oro y a Kevin Spacey por su siguiente premio de la Academia.

(El reportero abre una botella de whisky y se la empina mientras el presidente se aleja montado en una caravana de retroexcavadoras camuflageadas propiedad del ejército de Guatemala, cantando todos el hit musical de la década de 1980, “Un soldado”)

El Espurio