GUATEMALTECO TRISTE POR RUMBO QUE HA TOMADO SU NACIÓN PERO ILUSIONADO CON IR A LA PLAZA A CONOCER MUJERES SOLTERAS

GUATEMALA—Henri, un residente de Villa Linda III de 28 años de edad, dijo sentirse muy desilusionado con la actualidad nacional. “Es increíble que por corrupción tengamos que ir de nuevo al parque a protestar contra el presidente. Vaya que el comisionado Iván Velásquez está haciendo bien su labor; ahora imagínese qué montón de cochinadas falta que encuentren”, declaró con firmeza el analista político y aficionado al ánime.

Sin embargo, el joven no oculta su entusiasmo por regresar a la plaza a manifestarle su sentir al actual mandatario Jimmy Morales, entre otros propósitos, “Fíjese que es importante la participación cívica del pueblo. Aunque también, para qué le voy a negar, es una bonita ocasión para conocer chavas. Más así como uno que casi no sale”, confesó Henry, quien trabaja para una empresa de cableado telefónico desarrollando diagramas en el programa AutoCad.

Henri nos comentó sobre el activismo que desempeñó durante la llamada “Primavera Cívica” del 2015, que culminó con la renuncia de Otto Pérez Molina, “La verdad al principio no estaba seguro de ir. Como a veces con las noticias no se sabe ni a quién creerle ni a quién no. Pero unos cuates me jalaron y ya estando allí hice mi pancarta, canté el himno y hasta compré una vuvuzela, color amarillo si no mal recuerdo. Ese día conocí a Graciela”.

Al hablar de Graciela el tono de voz de Henri refleja un dejo de nostalgia. “Lo que pasó es que comenzó a llover y algunos salimos a taparnos debajo de una lona. Yo cargaba una mi playera de Naruto y esta chava, Graciela, venía de un curso de dibujo y me enseñó un cartapacio que llevaba, en donde tenía un boceto cabal de Naruto. Estaba regular. De allí ya nos pusimos a platicar y yo agarré valor de pedirle el Facebook”. Lamentablemente, aquella relación que se forjó en las llamas del patriotismo culminó en marzo de 2016, según nos cuenta el propio Henri, “Saber qué pasó. Ya casi no nos veíamos porque ella vive hasta Boca del Monte y estudia y trabaja. Solo los sábados nos mirábamos; íbamos al cine y todo, pero se empezó a portar mera rara. Después ya ni los mensajes me contestaba”.

Henri lamenta que a partir de esa relación no haya podido volver a experimentar una conexión emocional o física con alguna chica, pero lo llena de ilusión regresar a aquel epicentro de la participación política colectiva que a la vez tiene para él un significado personal. “Uno va con la esperanza, verdad. Primero, a pedir que se quede la CICIG, que renuncie el Jimmy y que progrese el país. Pero también con la esperanza de que de repente coincido con una mujer linda y con la que tengamos cosas en común. Tal vez ni sale nada, porque sería muy tonto creer que se va a repetir lo de Graciela. Pero, por si las dudas, yo me voy a ir con una camisa chilera y llevaré una pancarta que diga una rima chistosa con las palabras “Jimmy”, “payaso”, “prisión” o “ladrón”. Aunque quizá mejor usando su apellido “Morales” porque “Jimmy” casi no rima con nada. O tal vez ponga una foto de las caras de Iván Velásquez y Thelma Aldana pero con los cuerpos de unos personajes de la popular serie Juego de Tronos. Lo que deseo es que se note que soy ingenioso y que puedo hacer reír a una chava si ella me da la oportunidad”, concluyó.

CANCHINFLÍN HERO

Su reputación son las primeras diez letras de esa palabra.

Seguilo en Twitter: @CanchinflinHero

espuriologos@diarioelespurio.com