*Por Güinston Smith

El pasado lunes 27 de mayo les íbamos a publicar una nota sobre lo bonito que es viajar dentro de la ciudad capital y conocer muchas de sus zonas, pero nos tocó viajar desde Amatitlán hasta la zona 18, donde habíamos dejado empeñada una de las computadoras de esta noble redacción, y el trayecto nos llevó cuatro días, de los cuales pasamos una noche en la Cenma y otra en la Centra Norte.

Así que, con cuatro días de retraso cambiamos un poco la idea central de la nota y ahora les traemos un listado de las diez cosas que todos podemos aprovechar para hacer durante el (denso, denso) tránsito de la “Ciudá del futuro” y que nos servirán para ser más útiles y no quejarnos con las autoridades municipales, que nada tienen la culpa de todo lo que pasa… a pesar que son las únicas que tienen injerencia sobre las políticas públicas de la ciudad capital desde hace 20 años (le apachan el ojo a Amilcar Montejo).

Sin más preámbulo, les dejamos el listado de diez cosas que pueden hacer durante “esos minutitos” que pasan a diario en el tránsito:

  1. Inscribirte a Next-U y sacar un diplomado en Neuromarketing con especialización en hipersegmentación de target.
  2. Leer todos los libros de la saga de Harry Potter.
  3. Leer la Constitución de la República completa. <<Esto también le servirá para no andar creyendo en que algún candidato podrá aplicar la pena de muerte y no dejarse engañar>>
  4. Analizar las propuestas de los candidatos a la alcaldía capitalina y darse cuenta que Ricardo Quiñónez no tiene ninguna y que Canela tiene prácticamente las mismas ideas que Arzú puso en práctica durante su “reinado”.
  5. Darle jalón a Julio Héctor (¿o era Luis Héctor?) y hacerle el favor de debatir por horas.
  6. Convertir tu automóvil en una venta de tacos rodante y ganar dinero durante esas 72 horas que te tardas de casa al trabajo.
  7. Nacer, crecer, reproducirse (mejor si esto lo cambias por escribir un libro o plantar un árbol) y morir.
  8. Sacar el EPS si estudias en la Usac.
  9. Superar a tu ex.
  10. Quedarte sin problema en espera en una llamada de Atención al Cliente de Tigo.
  11. Inscribir tu empresa, sacar tu talonario de facturas y actualizar tu RTU en la SAT.
  12. Leer una nota completa de Nómada.
  13. Volverte influencer y hacer stories cantando tus “guilty pleasures” y diciendo “holi”.
  14. Ver las versiones extendidas de Lord of the Rings.
  15. Escuchar el menú completo de atención al cliente del Banco Industrial (en loop infinito).
  16. Ver de nuevo todas las temporadas de Game of Thrones aunque haya tenido el final que tuvo.
  17. Escuchar los audios de todas las audiencias públicas presididas por el juez Gálvez.
  18. Aprender inglés con los 16 dvd’s del método “Welcome to América”.
  19. Iniciar un negocio y volverte un emprendedor que quiere lo mejor para #MiWate.
  20. Hacer una lista de todos tus cagadales amorosos (puede que no la termines, pero podrías comenzarla).